June 14, 2024

Tu Arepa Digital Informativa

CRISIS EN PERÚ- Caída del presidente Castillo: los 180 minutos que hicieron temblar Perú

2 min read

Lima, Perú. 9 diciembre 2022
Comenzó su presidencia aclamado en las plazas por las muchedumbres como el hombre humilde que
venía a representar a los que nunca habían gobernado en Perú. La acabó después de un plan
descabellado que duró tres horas tratando de buscar refugio, según varias fuentes, en la Embajada de
México. Pedro Castillo, el maestro de escuela rural que fue a votar en las elecciones a lomos de un
caballo, supo aprovechar la crisis política para imponerse en las presidenciales de 2021, pero nunca
logró hacerse con el Gobierno. Su propia escolta lo condujo este miércoles a una comisaría de policía de
Lima con imágenes de santos y vírgenes y un dragón chino dorado que coronaba una mesita. Ahí lo
retrataron leyendo con aparente parsimonia una revista.
Esa tranquilidad era ficticia. Tres horas antes, Castillo había anunciado un autogolpe de Estado, como
hizo en su día Alberto Fujimori. Pero a diferencia del presidente de origen japonés, el profesor que viene
de los Andes no contaba con el respaldo de los militares, ni de los empresarios, ni de los medios de
comunicación.
El pulso al orden constitucional duró un suspiro, lo que tardaron los militares en hacer un escueto
comunicado en el que anunciaban que no respaldaban su aventura golpista. El miércoles, el presidente
enfrentaba el tercer intento del Congreso para destituirle. Seguramente no lo iban a conseguir, porque
no reunían las dos terceras partes de la cámara que se necesitan. Castillo vivía un repunte de su
popularidad, después de que casi tocara suelo. Sus continuas visitas a las zonas rurales, donde fraguó su
victoria, estaban dando resultado. Nadie hacía prever que se lanzaría por la ventana.
Pero lo hizo. Castillo se cansó de lidiar con el Congreso, que tiene incluso menos credibilidad política que
él. Se sentía perseguido por un contrapoder que le impedía hasta viajar al extranjero. Le echaba la culpa
de todos sus males políticos, que no son pocos. En año y medio no logró tener ni un solo gabinete
estable. Los casos de corrupción de su entorno y de él mismo le acechan, con una fiscalía más diligente
que nunca. Nunca consiguió el apoyo del establishment, y eso se vio más que nunca en su suicidio
político. El presidente se quedó solo, sin nadie. Su propia guardia pretoriana fue quien lo entregó a las
autoridades.

Facebook Comments
Please follow and like us:
error0
fb-share-icon
Tweet 20
fb-share-icon20
Copyright © All rights reserved. | Newsphere by AF themes.